Etiqueta: obras

5 operaciones necesarias para empezar un proyecto de construcción

5 operaciones necesarias para empezar un proyecto de construcción

En las obras de construcción, a lo largo de los proyectos en los que he trabajado, se repiten una serie de operaciones que, sea el tipo de obra que sea, siempre hay que realizar. Me estoy refiriendo a la búsqueda de materiales para utilización en bases y subbases, firmes y hormigones y a  la ubicación de la zona o zonas de  instalaciones del proyecto donde estableceremos las distintas plantas de producción.

La identificación de las fuentes de obtención de esos recursos, el hacerlo de forma económica, con las suficientes garantías de calidad  y en los plazos en los que se necesitan, serán operaciones necesarias  para obtener éxito económico y de planificación del proyecto.

En este post daremos las claves para obtener el éxito en las áreas mencionadas, y lo haremos basándonos en los siguientes puntos:

  1. Evaluación de los recursos necesarios.
  2. Detección de las fuentes de los materiales.
  3. Supervisión de la calidad de las fábricas locales.
  4. Selección de la/s zonas de instalaciones. Adecuación.
  5. Reglamentación aplicable para el montaje de instalaciones.

1  EVALUACIÓN DE LOS RECURSOS NECESARIOS

Tomando como base el plan de obra del estudio, ejecutaremos un cronograma mensualizado  de nuestro proyecto donde aparecerán, entre otras, las unidades del proyecto que requieran materiales naturales. De ahí saldrá un primer tanteo de la cantidad total de materiales que vamos a necesitar. La primera operación que haremos será transformarla en toneladas de materiales elementales a obtener, es decir, áridos de distintas granulometrías, etc…, tal como se muestran en el cuadro siguiente:

necesidades materiales

necesidades por granulometrias

Posteriormente, dado que tenemos mensualizadas las necesidades de los materiales de los distintos productos (bases y subbases, áridos para hormigones, áridos para mbc, etc…), podemos hacer la gráfica de toneladas de materiales acumulados que vamos a necesitar a lo largo de la obra.

El siguiente gráfico representa en abscisas los meses del proyecto y en ordenadas toneladas de materiales.

grafico produccion

La serie azul indica las necesidades mensualizadas de materiales, mientras que roja indica las producciones de áridos y del resto de materias naturales. La curva verde indica la evolución de las existencias en los acopios.

Los acopios deben tener unas existencias tales que nos permitan absorber cualquier eventualidad por  la falta de producción de las materias primas. Por otro lado, los acopios suponen una inversión en inmovilizado, por lo que en este sentido debieran ser los mínimos posibles. La solución está en utilizar un compromiso de los dos criterios y dimensionar las instalaciones de machaqueo y clasificación o periodificar las compras de materiales  para lograr ese equilibrio. Debemos tener presente que nuestra curva verde (existencias de acopios) nunca debe estar por debajo de cero, porque eso querría decir que esos meses no tendría materiales para realizar la producción que nos hemos planificado en el proyecto. En nuestro caso el mayor nivel de existencias sería el 10,5 % de la producción total necesaria.

Una vez hecho el cálculo general, debemos proceder al ajuste de existencias por granulometrías o por materiales de forma que, mensualmente y en el total del proyecto, no tengamos excesos o carencias de algún material. Para conseguir este equilibrio correctamente se debe  hacer un estudio que incluya: tipo de machaqueo y clasificación más adecuado, circuito de los materiales, reglajes y su distribución.

2  DETECCIÓN DE LAS FUENTES DE LOS MATERIALES

En algunos casos, el propio proyecto identifica dentro de sus anexos dónde encontrar esos recursos en el ámbito de la obra pero, incluso cuando eso sea así, es conveniente realizar nuestra propia investigación en campo utilizando las fuentes de información de  personal local, recabando información de otros contratistas en obras anteriores de la zona, o de asociaciones u organismos relacionados con la construcción. Estas fuentes de recursos pueden ser préstamos, zonas rocosas, etc… o bien materiales ya elaborados por terceros en sus propias instalaciones. A este último caso nos referiremos en el punto 3.

Es necesario visitar cada una de las posibles fuentes de los materiales. Realizaremos un mapa en el que se reflejen las distancias desde cada una de ellas hasta nuestro proyecto, acompañando fotos, calidad de los materiales, potencia, si tienen instalaciones, descripción de las mismas, accesos, precios, etc… Cuanto más completa sea esta información, mejor capacidad de decisión y de negociación tendremos para la obtención de los materiales requeridos al mejor precio.

3  SUPERVISIÓN DE LA CALIDAD DE LAS FÁBRICAS LOCALES

En el caso de que estemos interesados en adquirir los materiales ya fabricados, como pueden ser áridos clasificados, hormigones o mezclas asfálticas, se debe visitar igualmente las instalaciones, pedir certificados de calidad de los productos, si aplica, como puede ser el marcado CE u otro similar y los ensayos de laboratorio correspondientes que acreditan el cumplimiento de las especificaciones de nuestro pliego.

Si al final nos decidimos por la compra de estos materiales, nuestro laboratorio debe hacer ensayos diarios de la calidad de los productos que están entrando en nuestras instalaciones, pero no basta con hacer ensayos sino que, diariamente, se deben interpretar los resultados y tomar acciones en función de los mismos.

Además de estos análisis, es importante el reconocimiento de las instalaciones y máquinas con las que se fabrican los productos. No solo se debe  cumplir con lo que diga al respecto nuestro pliego, debemos asegurarnos de que la maquinaria posee los  mínimos requerimientos para la obtención de productos de calidad. De poco vale que nos muestren unos resultados de ensayos perfectos cuando las instalaciones están en mal estado, son obsoletas o están operadas de forma inapropiada. En visitas por diversos países he podido apreciar equipos bastante poco fiables para elaborar productos de calidad.

Aunque en un futuro post hablaré sobre estos requerimientos, estos mínimos son fácilmente reconocibles por un experto de cualquiera de los Parques de Maquinaria de las empresas constructoras.

4  SELECCIÓN DE LA/S ZONAS DE INSTALACIONES. ADECUACIÓN.

La elección de una o varias zonas donde se ubicarán las instalaciones, talleres, almacenes, etc… depende de una serie de factores que se deben analizar en cada proyecto en particular. Con carácter enunciativo y no limitativo serían: tipo de obra, longitud de la misma, procedencia de los materiales, distancias medias de transporte a los distintos tajos, existencia de parques de prefabricados, plantas propias a instalar, volúmenes de acopios necesarios, logística de los productos (p.e. vigas prefabricadas de grandes dimensiones), disponibilidad de terrenos en la zona de la obra, acceso a fuentes de energía, como líneas eléctricas, gaseoductos, y a redes de abastecimiento de agua o pozos, accesos a la traza o a la zona de obra, accesos a las vías de comunicación principales, proximidad a núcleos de población, etc…
Una vez elegida la ubicación y las dimensiones necesarias para colocar las distintas instalaciones, debemos encajar sobre un plano la situación en el terreno/s de las distintas plantas, acopios, almacenes, talleres, barracones, báscula/s para el control de entrada salida de m. primas y productos, etc… Es muy importante considerar los puntos de enganche de las fuentes de energía así como los vientos dominantes.

mapa vientos dominantes zona de instalaciones

Especial atención se debe prestar a la preparación de la zona de acopios, dotándola de:

• Pendientes que permitan el correcto drenaje en caso de lluvia.
• Capa de zahorra compactada u hormigón para evitar contaminaciones y pérdida de materiales.
• Separación mediante empalizada de las distintas granulometrías.

zona instalaciones

Es necesario hacer un plano con todos los flujos de materiales y de movimientos que se van a producir en todo el campamento, con el fin de evitar en lo posible o minimizar los cruzamientos de vehículos entre sí y de estos con las  personas. Toda la zona debe estar perfectamente señalizada e indicada la zona exclusiva para la circulación de personas.

Por otro lado, se deben arbitrar e implantar  las medidas ambientales necesarias para evitar / minimizar las emisiones e inmisiones que, además, mejorarán la visibilidad.

5  REGLAMENTACIÓN APLICABLE PARA EL MONTAJE DE INSTALACIONES.

Aunque no se puede hablar de reglamentación aplicable en general, sí que se pueden dar unas pautas de actuación para asegurar el cumplimiento de la misma aunque nos encontremos en países muy dispares. Normalmente aplican reglamentaciones de: Industria,  Minería o Cantería, Medio Ambiente y, en algunos países,  legislaciones laborales y de prevención de riesgos laborales. En la mayoría de los países se necesita la intervención de un técnico de Industria / Minería (con las distintas denominaciones). Es buena práctica la contratación de ese trabajo a una empresa /persona local  para ayudarnos a cumplir la legislación aplicable.

Por otro lado, suele haber legislación local, autonómica / estatal/ comunitaria y nacional. Mi recomendación es  consultar primero con la administración más cercana para ponerle al tanto de lo que queremos montar y que nos digan ellos mismos sus exigencias legislativas como paso inicial.

Hay países en los que tiene gran importancia la opinión de las comunidades indígenas de la zona, por lo que también es conveniente la consulta a las mismas.

Debemos de darnos cuenta que las empresas constructoras vamos a mejorar las infraestructuras y la vida de las personas que viven en una zona, pero para ello, alteramos su  día a día durante el periodo de la construcción, algo que  puede llegar a ser muy molesto para la gente que no está acostumbrada. Por este motivo, debemos ser muy respetuosos con ellos y tratar de minimizar el impacto negativo que causamos a nuestro alrededor; esto redundará en beneficio de ellos y de nosotros, creando un clima más colaborativo.

Anuncios